Estás protegido contra las aguas duras

10 | 04 | 2017

El agua está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O) cubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre; y se clasifica según sus propiedades, la cantidad de minerales que contenga, su origen, entre otras características, pero la más común se relaciona con su dureza.

El agua dura es aquella que contiene una gran cantidad de minerales, en especial sales de magnesio y calcio – también se le conoce como agua calcárea –, otra de sus características es que no produce espuma al contacto con el jabón.

A diferencia del agua dura, el agua blanda también conocida como suave es la que contiene una menor cantidad de sales, su principal característica es que al hacer contacto con el jabón sí hace espuma, se encuentra por lo general en ríos y lagos, e incluso se puede considerar como potable.

En Rheem se ha desarrollado un sistema propietario llamada EverKleen®, que se puede encontrar en la mayoría de sus modelos, su función es evitar la acumulación de sales, incluso cuando esté expuesto al paso de aguas duras, su innovadora tecnología permite que el calentador tenga muchos más años de vida útil, con un menor costo de mantenimiento.

Información vía La guía química, Wikipedia y Rheem.